Politizar el problema de los refugiados es olvidar su condición humana

Es necesario instrumentar mecanismos de inclusión para ayudar a los refugiados sirios

 

Ciudad de México, 7 de febrero de 2017.- Los países árabes que rodean Siria aparentemente no hacen nada para resolver el problema de los refugiados, por otro lado, muchos refugiados prefieren ir a París que a cualquier otra región árabe, lo que ha complicado el problema, explicó Carlos Martínez Assad, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y coordinador del Seminario Universitario de Culturas del Medio Oriente.

Los testimonios cristianos en Siria insisten en señalar que el país era laico, ya que se permitía la acción y la actuación religiosa, también afirman que los medios de comunicación internacionales han tratado de manera tendenciosa el conflicto. Es muy común que se evalué erróneamente la situación de Siria desde el paradigma de la democracia occidental, la cual no existe en toda Latinoamérica, afirmó el investigador, durante la Jornada sobre Siria, organizada en el marco del Seminario Universitario.

Tanto sirios como árabes se manifestaron de manera legítima, sin embargo, el conflicto se tejió con intereses locales e internacionales que lo magnificaron, afirmó Mauricio Meschoulam, académico de la Universidad Iberoamericana.

En un contexto de caos, los testimonios nos hablan de visiones diferentes acerca del conflicto que se vive, cada participante se considera víctima de alguna manera. En este sentido, en la mayoría de los países europeos se mantiene la duda sobre la identidad y los intereses de las personas que buscan refugio, afirmó Luis Xavier López, investigador de la Universidad Panamericana.

Acerca de la escalada del conflicto, los países que han contribuido en magnificarlo ahora señalan que no quieren y no tienen las condiciones necesarias para aceptar a los refugiados, particularmente los de Siria, pero también se ven necesitados los de Irak e Irán, recordó Gilberto Conde, investigador en El Colegio de México. 

Como parte de la jornada se presentó el Proyecto Habesha, un programa que busca recibir a 30 estudiantes sirios para que concluyan su educación superior en México. No se trata de un programa de refugiados, se trata de una manera de ayudar a Siria, ya que al finalizar sus estudios los egresados deben regresar y aplicar sus nuevos conocimientos en la reconstrucción de su país, explicó el embajador Francisco Olguín, representante del proyecto.

Como parte de la presentación del proyecto, tres jóvenes sirios, participantes en el programa, afirmaron que la guerra dejó sin la posibilidad de estudios a miles de niños y jóvenes, y consideraron que la educación es la herramienta principal para el cese del conflicto.

Finalmente, los estudiantes sirios agradecieron a las instituciones que hacen posible el Proyecto Habesha,  por la oportunidad que les brinda para concluir su formación profesional en México.

Los detalles del Proyecto Habesha pueden ser consultados en: http://www.proyectohabesha.org/

 

Contacto

Lic. Miriam Aguilar

Coordinadora de Difusión del IIS-UNAM

Correo: difusión.iis@unam.mx

Tel. 5622 7390

 

Lic. Karla López

Becario de Difusión del IIS-UNAM